Etiquetas

, , ,


República Dominicana ocupa el tercer lugar, a nivel mundial, en trata de mujeres, según un cable de Wikileaks.

El dato se corresponde con el informe “Trata de per­sonas, particularmente mujeres, en Centroaméri­ca y República Dominica­na”, publicado bajo los auspicios de la Cooperación Técnica Alemana.

Actualmente el país compite con Bra­sil, ya que Tailandia y Filipinas ostentan los tristes dos primeros lugares de un ne­gocio que, según reveló en Suecia la Or­ganización Internacional para las Migra­ciones (OIM), mueve al año más de 36 mil millones de dólares.

Sin embargo, la oficial de programas de la OIM en el país, Gina Gallardo, dijo que exis­te una línea muy difusa entre cuáles paí­ses ocupan los primeros lugares al res­pecto, pero de lo que sí está segura es que República Dominicana está entre los pri­meros 10.

Agregó que se tiene la certeza de que en­tre 50 y 60 mil dominicanas ejercen la prostitución en Europa, América Latina y Medio Oriente.

La antropóloga social Tahíra Vargas obser­va que la trata refleja nuevas formas de esclavitud, sobre la base de la venta de la persona, la violencia física y la discrimi­nación racial en un mundo de fraude, de falta de oportunidades en los lugares de destino, donde prima la privación de de­rechos al obligar a las víctimas a ejercer actividades sexuales o domésticas con­tra su voluntad, encierros en sitios de tra­bajo y burdeles.

La abogada Evarista Rodríguez, ex­perta de la Comisión Nacional de los De­rechos Humanos (CNDH), afirma que internacionalmente el país es identifica­do como origen, tránsito y destino de tra­ta de personas.

La situación es tal que según un cable de Wikileaks, para los Estados Unidos la República Dominicana es un país expor­tador de prostitutas, bailarinas de caba­rets y domésticas hacia los países ricos.

“Diferentes fuentes señalan a República Dominicana como el cuarto país a nivel mundial en trata de personas para la ex­plotación sexual”, dice el cable fechado el 12 de marzo de 2004, el cual señala que los principales países de destino del tráfico y trata de personas eran, para en­tonces, España, Italia, Países Bajos, Suiza, Grecia, Curazao, San Martín, Bélgica, Alemania, Venezuela, Argenti­na y Costa Rica.

Mientras que Estados Unidos asegu­ró en su “Informe del 2011 sobre tráfico humano” que el gobierno no cumple los estándares mínimos para eliminar la tra­ta y que continúan los reportes de la com­plicidad de funcionarios públicos.

La coronela Carmen Pérez, encarga­da del Departamento de Trata de la Po­licía Nacional, explicó que los países antes citados continúan siendo los destinos finales. También de Medio Oriente cruzan a Europa.

El tráfico ilícito de personas no es trata, pero la trata implica el tráfico en sí. Para que haya trata debe haber una acción de fuerza, sin el consentimiento de la vícti­ma.

Si además de la trata se suma el tráfi­co ilegal de personas, ya sea por la fron­tera con Haití o por los mares, sale a re­lucir que se trata de una actividad crimi­nal de proporciones inmensas, ya que la trata es una empresa criminal que va de la mano con el tráfico ilícito de personas.

Una idea de lo que implica el negocio es el hecho de que anualmente la Guar­dia Costera de los Estados Unidos resca­ta en alta mar a decenas de miles de crio­llos que tratan de llegar a las costas de Puerto Rico.

Dinero envuelto en trata y tráfico es incalculable
La coronela Pérez sostiene que intentar cuantificar los recursos económicos envueltos en la trata y el tráfico es casi imposible por lo complejo del delito. Las redes operan falsificando documentos y cobrando cuantiosos recursos, estimados en alrededor de 2,500 dólares por persona; mientras que en los viajes hacia Puerto Rico los criollos cobran desde los 40 a 50 mil pesos, pero si los que transportan son puer­torriqueños las sumas se elevan hasta los 100 mil pesos por las seguridades del viaje.

Para Europa son más de dos mil dólares. Evarista Rodríguez dice que el mayor lucro económico con el tráfico y trata de personas se produce vía la frontera, ya que el país acoge anualmente a miles de haitianos cuyos traslados son auspiciados por sectoresl igados a la agricultura, la construc­ción o a sectores gubernamentales.

FUENTE: http://bit.ly/NfmKHp

Anuncios