Etiquetas

, , ,


verdadero drama vivieron ayer los habitantes del municipio Valmore Rodríguez, en la Costa Oriental del Lago (COL), al conocer la noticia que un joven sordomudo de 21 años, asesinó a su progenitora de dos puñaladas y escondió su cadáver durante más de 10 horas debajo de su cama, luego que le reclamara por llegar tarde de una fiesta.

En la residencia ubicada en la avenida 2 del sector La Victoria todo parecía normal. Hasta que Neptalí García, pareja de la víctima, extrañó la presencia de la mujer. Él llegó a las 6.00 de la mañana a su casa. Había culminado su guardia de trabajo en Petróleos de Venezuela (PDVSA). Le preguntó a Hanzel Daniel Hernández Nazariego por su madre, pero le notificó que estaba en el hospital inyectándose.

La dama, identificada como Mercedes Josefina Nazariego, de 43 años, sufría de los riñones; siempre tenía que acudir a los centros asistenciales a cumplir con su tratamiento. Las horas pasaban y la mujer no regresaba. Su marido empezó a preocuparse. “Limpié la casa y barrí el patio haciendo tiempo a que llegara, pero no fue así, pensé que me la habían secuestrado porque ni el teléfono contestaba”.

Ignoraba que el cuerpo sin vida de quien fuera su mujer permanecía sin ropa y dentro de una bolsa negra en una de las tres habitaciones de su vivienda. Su único hijo la había matado. Angustiado acudió el Hospital Dr. Darío Suarez de Bachaquero, el Centro de Diagnostico Integral más cercano y llamó a sus parientes para preguntarle si se habían comunicado con Mercedes o ella había ido a visitarlos. “Hasta llamé a un primo. Tampoco creía que mi esposa me fuese infiel, tenía  un mal presentimiento”.

La ausencia de la ama de casa no era costumbre. La sabana de su cama permanecía intacta, lo que le hizo pensar que no durmió en ella. Lo único que faltaba era revisar el cuarto de su hijastro. El “Mudo”, como también lo llamaban, se rehusó a abrir su habitación pero Neptalí lo obligó. Cuando entró  y no vio a la mujer, enseguida levantó el colchón y la encontró desangrada, tendida sobre el suelo.

Por una discusión

Hanzel Daniel llegó a la 1.00 de la mañana a su casa en estado de ebriedad; su madre le reprochó por la hora y se generó una fuerte discusión entre ellos. Ella lo siguió hasta su cuarto y en medio de la disputa le lanzó un zapato. Él se molestó, fue a la cocina, tomó un cuchillo y la apuñaló en el cuello  y en el intercostal izquierdo.

El criminal parecía no estar preocupado del atroz crimen; toda la mañana estuvo en frente de su residencia y caminando dentro de casa. Su padrastro, quien es jubilado de la Guardia Nacional, notificó enseguida a los organismos de seguridad y lo detuvieron. Minutos antes el joven le confesó el hecho a su familia. Fue trasladado hasta la sede la Policía científica de Ciudad Ojeda, hoy será presentado ante la fiscalía 7ma del Ministerio Público.

Sus parientes lo calificaron como un hombre tranquilo, querido por su familia y amigos, nunca mantuvo problema con su madre. En sus ratos libres laboraba como caletero en un supermercado.  Investigan el hecho.

Cita

“Esto es lo más horrible que ha pasado por este sector. Aún no lo creemos. Parecían una familia normal. No salimos del asombro. Mercedes era una gran vecina y su hijo nunca se mostró violento”. No identificada. Vecina.

FUENTE:  http://bit.ly/x57hcH

Anuncios