Etiquetas


La búsqueda de la belleza y perfección corporal muchas veces puede terminar de manera fatal. Al menos así lo han demostrado algunos casos en Perú, en donde mujeres han perdido la vida tras someterse a distintas cirugías estéticas. A continuación, un recuento:

27/2/2009] Una mujer fallece mientras se le practicaba una cirugía plástica en la conocida clínica Astocóndor, en el distrito de San Borja. Shari Grecia Quenallata Quispe (21) murió en plena sala de operaciones mientras era sometida a una rinoplastía.

[27/1/2010] Zunilda Tirado Gálvez se somete a una dermolipectomía (intervención quirúrgica para reparar los músculos abdominales mediante el retiro de piel y grasa) y fallece tras la operación. La cirugía la practicó el médico Julio Hernán Gavidia Valdivia en una clínica de San Borja.

[19/3/2010] Elizabeth Hernández Abreu de Corriga (38) se realiza una dermolipectomía, una lipoescultura y una rinoplastía en la clínica Ventura, en San Borja. Dos días después fallece.

[13/7/2011] Miriam Moreno Muñoz (27), a quien se le practicó una liposucción y operaciones de aumento de busto y glúteos, en la clínica Miami Center de San Juan de Miraflores, muere tras presentar complicaciones luego de la intervención quirúrgica.

[31/7/2011] Ana Arévalo Flores (43) falleció tras permanecer seis días en coma. Ella sufrió un paro cardiorespiratorio durante un cirugía de liposucción a cargo de Rodolfo Isus Ailer en una clínica de Lince.

[7/5/2012] Ingrid Kurt Pérez (30) murió tras complicaciones durante una liposucción a la que se sometió en la Clínica Quintanilla, en San Borja.

Estos casos nos hacen pensar un poco hasta dos veces o más antes de tomar una decisión sobre una cirugía estética.

FUENTE:  http://bit.ly/IUBQkf

Anuncios