Los altibajos de energía y el constante cansancio se deben a la rápida absorción de glucosa que tu cuerpo está demandando. Lo recomendable es que, en lugar de hacer 2 o 3 comidas abundantes al día, trates de realizar 5 más balanceadas que incluyan azúcares o féculas naturales para que tu nivel de energía se mantenga, además de que te ayudará a combatir la irritabilidad, los mareos y dolores de cabeza.

Asimismo, para evitar la caída de glucosa fracciona las comidas a lo largo del día ya que las grandes cantidades de comida hacen que suba de forma desorbitada.

Puedes hacer un desayuno con pan integral, granola o cereales, a media mañana comerte un pan con queso, una manzana o un yogurt y a la hora de la comida consumir verduras y proteínas. A media tarde otra fruta y otro cereal o un té en la cena.

FUENTE: http://bit.ly/JQIjwb

Anuncios