Un reciente estudio reveló que quienes se habían realizado una limpieza dental profesional en el último año eran menos propensos que los que no cuidaban tanto su salud oral a tener un infarto o un accidente cerebrovascular en los siguientes siete años.

Los resultados de la investigación, realizada sobre unos 22.000 mayores de 50 años de Taiwán, fueron publicados en American Journal of Medicine y no prueban que una buena limpieza dental reducirá el riesgo de padecer problemas cardíacos.

Pero el estudio coincide con investigaciones previas que habían asociado la enfermedad de las encías con el aumento del riesgo cardíaco, recordó el doctor Zu-Yin Chen, cardiólogo del Hospital General de los Veteranos de Taipéi, Taiwán. Dado que la enfermedad periodontal ocurre por una infección bacteriana, los investigadores sospechan que favorecería la aparición de los infartos o los ACV al inducir un estado crónico de inflamación vascular.

El equipo de Chen analizó los registros del seguro de salud de 21.876 mayores de 50 años. El programa nacional de salud de Taiwán cubre las limpiezas dentales, ya sea por enfermedad periodontal o no. La mitad de los participantes se había realizado una limpieza dental profesional el año anterior y la otra mitad, no (grupo control). En los siguientes siete años, el 1,6% de ese grupo tuvo un infarto y el 8,9%, un ACV.

En el grupo control, el 2,2 por ciento tuvo un infarto y el 10 por ciento, un ACV. Al considerar otros factores, como diabetes, hipertensión o enfermedad renal, los autores observaron que la limpieza dental profunda estaba asociada con un 31% menos riesgo de sufrir un infarto y un 15% menos posibilidad de tener un ACV.

El riesgo de padecer “eventos” cardiovasculares disminuyó aún más en los participantes que se realizaron más de una limpieza dental  profunda cada dos años durante el estudio. Pero la investigación contó con varias limitaciones. La más importante, según Chen, fue que el equipo no contó con información sobre el tabaquismo, el peso, la dieta o los antecedentes familiares de los participantes.

Esos factores aumentan el riesgo de tener un infarto o un ACV. Por ahora, el equipo recomienda cuidar la salud oral por el bien de la salud bucal, con la posibilidad de beneficiar también la salud cardíaca. “La mala higiene dental es dañina para la salud, de modo que es muy importante ocuparse de los dientes”, dijo Chen, que presentó los resultados del estudio en la última reunión de la Asociación Estadounidense del Corazón.

FUENTE: http://bit.ly/I1pINR

Anuncios