Científicos en China descubrieron una nueva y prometedora herramienta para ayudar a los ex adictos a evitar una recaída en el abuso de sustancias: borrar los recuerdos de su uso de drogas. Los investigadores de la Universidad de Pekín lograron demostrar, en experimentos con animales y humanos, que la intervención basada únicamente en el cambio de conductas puede fortalecer la extinción del hábito.

Estudios en el pasado ya han demostrado que es posible reformar una adicción borrando recuerdos.

Pero esto sólo había podido lograrse utilizando fármacos que bloquearan la memoria.

Tal como señalan los investigadores en Science ésta es la primera vez que se logra modificar la conducta adictiva sin utilizar estos medicamentos.

La doctora Yan-Xue-Xue y su equipo, basaron sus experimentos en la llamada “estrategia de extinción”, que involucra exponer a un ex adicto a las “claves” que a menudo se encuentran en los recuerdos.

Estas claves son las que provocan un ansia por consumir la sustancia -por ejemplo agujas o cigarrillos- y en el caso de abuso de drogas pueden ser la vista, sonido u olor que un individuo experimenta cuando está usando la droga.

Según los investigadores, los recuerdos que vinculan las claves con el efecto placentero que produce una droga pueden provocar un ansia y subsecuentemente una recaída.

Y si se modifican estos recuerdos se puede reducir el ansias por consumir la droga.

Ventanas de oportunidad

La estrategia está basada en la idea de que un recuerdo puede ser modificable y una vez que se tiene acceso a él se obtiene una oportunidad breve durante la cual el recuerdo puede ser “reescrito”.

En el estudio participaron 22 ex adictos a la heroína que no habían consumido el fármaco durante 11 años en promedio.

Todos habían sido sometidos a terapias de desintoxicación y rehabilitación.

El grupo fue dividido en dos. Al primer grupo se le mostró inicialmente un video breve para recordarle el consumo de drogas, lo cual abrió la “ventana del recuerdo”.

Diez minutos después se le mostró más videos y fotografías sobre el uso de heroína.

Al otro grupo de adictos se les presentó un video inicial con imágenes del campo, el cual no abrió la ventana de recuerdos.

Casi seis meses después se llevaron a cabo pruebas para medir el nivel de ansia por consumir drogas que tenían los participantes.

Se encontró que los que habían visto el video con la ventana del recuerdo tenían menos ansia que el otro grupo.

En ratas y humanos

Y los resultados fueron confirmados con experimentos con ratas adictas.

Tanto los humanos como los animales de este grupo mostraron menos probabilidades de reanudar su uso de drogas cuando se les presentaron claves de su antiguo hábito.

“El procedimiento redujo el ansia de drogas inducida por una clave y quizás podría reducir la probabilidad de un relapso inducido por una clave durante los periodos prolongados de abstinencia” afirman los investigadores.

La doctora Amy Milton, experta en memoria y adicciones de la Universidad de Cambridge, Inglaterra, afirma que “estoy muy emocionada con esta investigación”.

Señala que este procedimiento “toca un proceso de la memoria totalmente diferente al de otras terapias con la reconstrucción del recuerdo original”.

“Se necesita llevar a cabo investigaciones más amplias, pero este hallazgo podría ser realmente importante para el tratamiento de la adicción”.

“No existe ninguna razón teórica por la cual este procedimiento no pueda aplicarse también a otras adicciones, como el alcohol”.

FUENTE: http://bit.ly/INRrwE

Anuncios