¿Eres de los que disfrutan de los viajes al supermercado, pero que no necesariamente se preocupan de ubicar los productos más convenientes? Si éste es tu caso, ten presente que hay ciertos artículos que es preferible no adquirir en estos recintos.

Así lo aseguraron desde Yahoo!, sitio que enlistó las cosas que no debieras comprar en los supermercados ya que suponen altos costos y, de paso, debilitan tu economía.

1.- Ensaladas en bolsas.

Si sueles tentarte con una bolsita de apio o lechuga en bolsas… ¡Pon ojo!, pues son más caras que aquellas verduras compradas en una feria o verdulería y duran menos tiempo en el refrigerador. Según los expertos, las lechugas frescas son hasta dos veces más baratas que las otras y a la vez son más sanas, ya que no tienen los productos químicos que se le aplican a ciertas bolsas para mantenerlas frescas en las tiendas.

2.- Comida precocinada.

En un mundo ajetreado como el de hoy, con trabajos y horarios que no permiten a la mayoría almorzar en su hogar o cocinar el día anterior, los platos precocinados se han vuelto cada vez más populares. Sin embargo, desde Yahoo! advierten que pese a la comodidad que entregan, estos son considerablemente más caros que la comida casera. Incluso, en su mayoría preparar estos platos no demora más de 15 minutos y permite ahorrar entre un 20% y 30%.

3.- Algunos electrodomésticos.

En el último tiempo, con frecuencia es común ver a los supermercados ofreciendo electrodomésticos como batidoras, exprimidores, tostadoras y otros aparatos de este estilo. Sin embargo, no suelen ser las opciones más económicas de acuerdo a la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) de España, que agregó que en los recintos especializados en estos productos se encuentran algunos más baratos.

4.- Salsas preparadas.

Comprar salsas puede significar un ahorro de tiempo, no obstante, se paga entre 3 y 5 veces más de lo que cuesta hacer la receta en casa. Al respecto, ten en cuenta que sofreír un par de ajos, un poco de cebolla y agregarles -por ejemplo- orégano es más conveniente que adquirir salsas en el supermercado.

5.- Agua embotellada.

Pese a que este tipo de agua puede tener un sabor ligeramente distinto y ofrecer una válida opción para algunos, la OCU asegura que el agua de la llave, en ciertos lugares, es una mejor opción y más económica. Lo anterior, destacan, sin mencionar los beneficios ecológicos que supone prescindir de los envases plásticos.

FUENTE: http://bit.ly/H2RcmW

Anuncios