El origen de esta patología está relacionado con factores hormonales tales como: el desarrollo precoz, la menopausia tardía, al primer parto en mayores de 30 años, la nuliparidad y el uso inapropiado de terapias hormonales.

El cáncer es la segunda causa de enfermedad a nivel mundial, después de las afecciones cardiovasculares. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, para el 2030 la incidencia de patologías neoplásicas aumentará a 15,5 millones. La comunidad médica internacional está insistentemente buscando una solución para contrarrestar esta enfermedad y su progresión, a través de exhaustivas investigaciones y la aplicación de nuevos tratamientos para darles mayor sobrevida a los pacientes.

Actualmente diversas instituciones relacionadas con la salud se avocan a promover por medio de los medios de comunicación, la importancia del diagnóstico temprano de la enfermedad y la necesidad de disminuir los factores de riesgo que son causantes de la misma, ya que el consumo de tabaco, alcohol, sobrepeso y la inactividad física, así como infecciones adquiridas por transmisión sexual son detonantes para padecerla.

Según el cirujano oncólogo Ricardo Paredes Hany, el cáncer de mama es el segundo cáncer mas frecuente en la mujer venezolana. Existen factores predisponentes que responden a las hormonas femeninas como el desarrollo precoz, la menopausia tardía, el primer parto en mayores de 30 años, el no haber dado a luz y no dar lactancia.

El estudio Breast Cancer Trial of Oral EverROlimus-2 (BOLERO-2), publicado en la revista New England Journal of Medicine y presentado en el último Congreso Americano de Cáncer de Mama (San Antonio Breast Cancer SABCC), reveló que al combinar el tratamiento con everolimus y terapia hormonal se duplica el tiempo de sobrevida, reduce la progresión de la enfermedad y el crecimiento tumoral en 57%.

La molécula bloquea la proteína mTOR en las células cancerosas, que es causante de la multiplicación, crecimiento y metabolismo de las células malignas, provocando el progreso de la acción tumoral. El estudio se llevó a cabo en 189 centros médicos en todo el mundo, con 724 pacientes, a quienes le suministraron 10 mg de everolimus por vía oral, trayendo como resultado una sobrevida libre de progresión de 6.9 meses, una mayor tasa de respuesta total, alta seguridad y cambios favorables en los marcadores del metabolismo óseo.

El doctor Paredes destacó la importancia de estas nuevas investigaciones y avances en el tratamiento de la patología. “Esto nos permite actualizarnos en los novedosos tratamientos prácticamente saliendo de los laboratorios de investigación. La aparición de nuevas drogas, o algunas ya conocidas con nuevas indicaciones permiten aumentar nuestro arsenal a utilizar contra esta terrible enfermedad, logrando así disminuir los efectos secundarios de los tratamientos”, dijo.

FUENTE: http://bit.ly/GPdc2S

 

Anuncios