El psicólogo Ignacio Vila Oliden presentó un método revolucionario para superar la tartamudez basado en su propia experiencia y en la aplicación a otros pacientes afectados por este trastorno. Todo ello aplicado en la modificación de la respuesta individual a las disfluencias y no en la persecución de la fluidez, como ocurre en otras terapias.

“La tartamudez siempre ha sido un trastorno enigmático y desconocido”, explicó el propio Ignacio Vila Oliden, quien negó rotundamente que este trastorno reciba la etiqueta de enfermedad. Su terapia está basada en el método REMIN que él mismo creó y puso en marcha, centrado en los aspectos psicológicos del paciente.

“Una de las claves para librarse de la tartamudez es sentirse bien con uno mismo para ganar en confianza y seguridad”, explicó el psicólogo, quien recoge su propia experiencia personal en un libro titulado Yo me liberé de la tartamudez.

El libro recoge la necesidad de que el paciente se sienta más agusto consigo mismo en situaciones sociales y dejar de pensar en lo que su entorno pueda pensar acerca de su disfemia. Un método destinado a combatir la tartamudez de desarrollo, adquirida en el proceso de aprendizaje del habla en los primeros años de la infancia.

Pedro R. Rodríguez Carrillo, uno de los fundadores de la Asociación Iberoamericana de la Tartamudez, se mostró en la misma línea que el psicólogo Vila, afirmando que la tartamudez no puede considerarse como una enfermedad y asegurando que existen algunos métodos para disminuir el trastorno a niveles “bastante aceptables”, como señaló Hechos de Hoy.

FUENTE: http://bit.ly/GBmrzD

 

Anuncios