Un accidente casi le cuesta la vida pero los avances médicos le han devuelto a ella. Tim Barter cayó por una tubería de desagüe desde una altura de ocho metros. La caída le destrozó el cráneo, la órbita de un ojo y uno de los pómulos. Además, este británico quedó en coma. Ahora, tras someterse a un innovador proceso en Reino Unido, los médicos han conseguido reconstruirle la cabeza con grasa de su propio abdomen.

Este británico de 32 años y residente en Brixton (Londres) sufrió un accidente en junio de 2009 que casi acaba con su vida, según publican algunos medios como el Daily Mail.

Barter perdió las llaves de casa y trató de acceder a ella escalando a través de una tubería de desagüe. Sin embargo, el conducto no aguantó su peso y se vino abajo. En la caída, Tim se golpeó la cabeza con una pared y sus vecinos lo encontraron inconsciente en el suelo.

Tras llamar a una ambulancia, Tim fue trasladado al hospital donde pasó los siguientes diez días en estado de coma.

Ahora, Barter se ha sometido a un innovador proceso que le ha devuelto a la vida. Los médicos del King`s College han conseguido reconstruirle la cabeza gracias a la grasa de su propio abdomen.

“La vida se detuvo durante varios meses para mí. No podía trabajar y tenía visión doble. Estaba aterrorizado sobre mi futuro, pero ahora he vuelto a trabajar, y hago casi todo lo que hacía antes”, ha asegurado Tim.

Gracias a la intervención, Barter está totalmente recuperado y sus lesiones son apenas visibles.

Para denuncias y noticias:

felixvictorino@hotmail.com
Tel.: 8099629260

FUENTE: Informe21

Anuncios