Según un estudio publicado el lunes por la revista British Medical Journal, los medicamentos para poder dormir podrían estar relacionados con una vida útil más corta.

¿Las píldoras para dormir son una amenaza para tu vida?

Los investigadores compararon a 10.500 adultos que tomaron pastillas para dormir recetadas, versus gente que no las tomaba. Aquellos que tomaron en el curso de un año, entre una a 18 pastillas tenían una probabilidad 3,5 veces mayor de riesgo de muerte prematura comparado con quienes no tomaban ninguna pastilla recetada. El riesgo se quintuplicaba para aquellas personas que tomaban tres o más pastillas por semana para dormir.

“Después de controlar diversos factores, vimos que el riesgo aumentó paralelamente con las dosis consumidas,” dice el doctor Daniel Kripke, autor del estudio y psiquiatra del Centro Viterbi de estudio del sueño en San Diego, y agregó que “el riesgo de mortalidad era muy alto; nos sorprendió incluso a nosotros.”

Sin embargo, un experto en investigaciones sobre el sueño, que no participó en el estudio, trató de desacreditar las conclusiones, diciendo que lleva a una confusión innecesaria para los consumidores.

“Es inadecuado tratar de asociar a alguien que tomó apenas 5 pastillas para dormir en un año, con un mayor riesgo de muerte temprana,” dice el Dr. Russell Rosenberg, presidente de la Fundación Nacional del Sueño y director de la Escuela de Medicina del Sueño de Atlanta.

Los participantes del grupo control no sufrían de problemas de sueño, y el estudio no realizó controles de trastornos psiquiátricos. “Su metodología fue defectuosa y sus grupos de control compararon manzanas y naranjas,” dice Rosenberg.

A pesar de las limitaciones, los investigadores analizaron los datos de diferentes maneras y teniendo en cuenta la edad, el sexo, el peso y estilo de vida de las personas. El resultado fue el mismo. “Se necesita mas investigación para saber exactamente por qué las pastillas para dormir están causando muerte temprana, pero creemos que los riesgos de tomar pastillas para dormir son mayores que los beneficios,” dice Kripke.

Además del riesgo de muerte temprana, los participantes que tomaron pastillas para dormir tuvieron altos porcentajes de asma, enfermedades cardiovasculares, obesidad e hipertensión arterial. Sin embargo los investigadores no pudieron concluir si las pastillas para dormir contribuyeron en forma específica a este aumento.
“El estudio, con sus defectos, ya que el tamaño de la muestra es relativamente pequeño y no toma del todo en cuenta a las variables que pueden confundir, nos recuerda que las pastillas para dormir no están exentas de riesgos y deben utilizarse con precaución,” dice el Dr. Bryan Bruno, presidente en funciones del Departamento de Psiquiatría del Hospital Lenox Hill, quien no está afiliado con el estudio. “Hay que hacer hincapié en la educación para lograr un buen sueño; usar las pastillas para dormir con menos frecuencia y hasta evitarlas en gente con problemas de sueño crónico.”

Si usted duerme, en general, menos de 7 horas por noche, podría estar alimentando una deuda de sueño que quizás afectaría su salud. Según la Fundación Nacional del Sueño, la terapia cognitivo-conductual es más eficaz que los medicamentos para ayudar en el sueño.

Lo mejor es relajarse por lo menos 45 minutos antes de irse a la cama. Si su mente está acelerada, será más difícil conciliar el sueño. Esto incluye evitar los estimulantes como ver televisión, navegar por la Web, hablar por teléfono, o incluso limpiar la casa. Trate de leer un libro o una revista hasta que se sienta somnoliento.

“Si usted no puede dormirse en 20 a 30 minutos, levántese de la cama y haga algo aburrido, con poca luz hasta que sienta sueño,” sugiere Kripke.

Además, trate de dormir en un espacio oscuro. Esto es particularmente importante para las personas que trabajan de noche; en los turnos que los obligan a dormir durante las horas del día. El contraste entre la luz diurna y la oscuridad, ayuda a mantener los ritmos naturales del cuerpo bajo control y le ayudará a dormir más tiempo. El uso de blackout, una tela que bloquea la luz; persianas gruesas o incluso el uso de bolsas de basura oscuras en las ventanas, pueden ayudar.

“No existen soluciones perfectas que se puedan aplicar para todos por igual en las personas que tienen problemas para dormir”, dice Rosenberg, “sin embargo, el tratamiento puede ser personalizado para adaptarse al horario de trabajo de una persona y su estilo de vida.”

Consulte a un especialista del sueño si usted pasa más de tres noches a la semana sin poder dormir; si ello persiste por más de un mes; si tiene excesivo sueño durante el día o si ronca en forma ruidosa.

Para denuncias y noticias:

felixvictorino@hotmail.com
Tel.: 8099629260

FUENTE: CNN

Anuncios