Enfermedades cardiacas son responsables de 2,200 muertes en los Estados Unidos cada día, según el Centro de Control de Enfermedades. Cambios al estilo de vida y una dieta saludable pueden ayudar a reducir tu riesgo. El mantener un peso saludable, el no fumar y mantener los niveles de estrés bajo control son buenas maneras de minimizar tu riesgo.

Estos son algunos alimentos que debes incluir en tu dieta:

Salmón

La Asociación Americana del Corazón recomienda comer pescado dos veces por semana, especialmente pescado como el salmón, rico en ácidos grasos, omega-3. Los omega-3 pueden reducir el riesgo de arritmias, la acumulación de placa en las arterias, bajar el colesterol y ayudar a mantener la presión arterial baja.

Aceite de oliva

El cambiar la mantequilla por aceite de oliva puede bajar los niveles de colesterol. Las grasas monoinsaturadas que se encuentran en el aceite de oliva siguen siendo grasas, así que ejerce moderación.

Nueces

Un estudio de 2011 concluyó que el consumir nueces en lugar de carne roja como fuente de proteína resultó en una baja en el riesgo de apoplejía. La grasa no saturada en las nueces puede ayudar a reducir el colesterol en comparación de la carne roja. Las nueces son altas en grasa y calorías, por lo que es necesario controlar las porciones.

Bayas

Las bayas son altas en un tipo de antioxidantes llamado polifenoles, que pueden bajar la presión sanguínea y promover el buen colesterol. Un estudio de 2011 encontró que estas tienen un compuesto llamado antocianinas que protege contra la hipertensión.

Avena

La fibra soluble en la avena reduce la absorción del colesterol “malo” en los vasos sanguíneos, lo que ayuda a mantener las arterias libres.

Soya

Los alegatos de que reduce el colesterol aún están en debate, pero la soya es una fuente de proteína baja en grasa cuando se le compara a la carne roja.

Chocolate oscuro

Los compuestos de flavonoides que operan como antioxidantes, satisfacen tu paladar dulcero y ayudan a bajar el colesterol, reducir la presión sanguínea y prevenir coágulos de sangre.

Palomitas de maíz

Las palomitas reventadas por aire caliente, y no aquellas bañadas en mantequilla y cubiertas de sal, son una sorprendente fuente de antioxidantes y fibra, de acuerdo a un estudio de 2009, porque técnicamente son granos enteros.

Tomates

Los tomates son la mayor fuente de licopeno en la dieta americana, de acuerdo a un estudio de 2011. Experimentos preliminares sugieren que el licopeno ayuda a prevenir problemas cardiovasculares dado a sus propiedades anti-inflamatorias.

Alga marina

Al igual que todas sus contrapartes verdes provenientes de la tierra, el alga marina contiene impresionantes beneficios para el corazón como antioxidantes y grasas saludables.

Papas

Las batatas están repletas de antioxidantes que combaten enfermedades y las papas regulares contienen fibra y potasio, importantes para mantener tu corazón funcionando propiamente.

Café

Un estudio de 2011 sugirió que el café es una gran fuente de antioxidantes en las dietas de las personas. Aún son necesarios más estudios para determinar cómo la cafeína contrarresta los radicales libres en el cuerpo, pero parece que batalla la enfermedad cardiaca y el Alzheimer.

Alcohol

Un estudio de 2011 publicado en British Medical Journal encontró una baja de 14 a 25% en la enfermedad cardiaca en personas que consumen alcohol con moderación, comparados a los abstemios.

Para denuncias y noticias:

felixvictorino@hotmail.com
Tel.: 809962926

FUENTE: Informe21

Anuncios