Se habla mucho acerca de los peligros de conducir ebrio, pero hay algo que debes poner en tu radar: la marihuana aumenta casi al doble el riesgo de choques entre vehículos, según un estudio publicado en el British Medical Journal.

Los investigadores realizaron una revisión sistemática de nueve estudios sobre el tema de la marihuana y los accidentes al volante, que incorporaron a casi 50,000 participantes.

El alcohol afecta la velocidad y el tiempo de reacción de los conductores, mientras que el cannabis afecta la ubicación espacial, dijo Mark Asbridge, profesor asociado del Departamento de Salud Comunitaria y Epidemiología de la Universidad Dalhousie en Halifax, Nueva Escocia.

Entre los conductores ebrios, los fatalmente heridos y las víctimas de accidentes de vehículos motorizados, la marihuana es la droga ilegal de mayor uso detectada, según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos.

Los conductores que recientemente han fumado marihuana pueden acercarse demasiado a los demás autos y cambiar bruscamente de carril, dijo Asbridge.

La gente que está afectada por el alcohol a menudo reconoce que está afectada por el alcohol, pero “la gente bajo la influencia del cannabis a menudo niega sentirse afectada de alguna manera”.

No es raro que los jóvenes vayan a una fiesta y den la responsabilidad de ser “conductor designado” a la persona que fuma marihuana, detalla Asbridge.

“Claramente, hay muchas ideas erróneas acerca de la medida en que el cannabis perjudica el desempeño”, añadió. “La gente simplemente no lo cree”.

Al igual que con el alcohol, la marihuana no tiene los mismos efectos en todas las personas, pues algunas la metabolizan diferente. Algunos inhalan más que otros.

Los efectos del cannabis tienden a desaparecer en tres o cuatro horas, mientras que el alcohol puede afectar tu capacidad mental durante más tiempo. Dependiendo de la cantidad que hayas bebido, es posible que no seas capaz de conducir hasta 12 horas después de haber terminado de beber.

Si el conductor tiene 35 años o menos, existe una mayor probabilidad de que el consumo de marihuana provoque accidentes, de acuerdo con investigaciones anteriores.

No se tiene suficiente información acerca de los efectos de las dosis de marihuana en choques; en otras palabras, se desconoce qué nivel de cannabis en el sistema de una persona se relaciona en mayor medida con los accidentes.

Y las conclusiones de Asbridge están basadas en estudios observacionales, lo que significa que no hubo condiciones controladas impuestas para observar los efectos de la marihuana.

Para disuadir a los conductores de usar marihuana antes de conducir, existen puntos de revisión de cannabis en carreteras de Australia, Europa occidental y Estados Unidos, dijo Wayne Hall de la Universidad de Queensland, en Australia, en un editorial adjunto al estudio. En México no se mide el consumo de marihuana en carreteras.

Hall pidió que se realicen más investigaciones para evaluar el impacto de las pruebas de drogas en carreteras en la prevención de las muertes de conductores ligadas a accidentes de tránsito y al uso de marihuana.

Tomado de (CNN) 

Anuncios