Al menos 14 personas murieron este lunes en el centro de Filipinas al producirse un sismo de magnitud 6,8, que provocó el derrumbe de casas, hizo temblar edificios y causó escenas de pánico en varias ciudades

Al menos 14 personas murieron el lunes en el centro de Filipinas al producirse un sismo de magnitud 6,8, que provocó el derrumbe de casas, hizo temblar edificios y causó escenas de pánico en varias ciudades, informó la policía.

Las 14 víctimas murieron en el derrumbe de casas, declaró a la AFP una fuente policial, que precisó que todas esas muertes se produjeron en la isla de Negros.

El temblor se produjo a una profundidad de 46 km, hacia el mediodía hora local (03H49 GMT). El epicentro se situó en el mar, entre las islas de Negros y de Cebu, muy habitadas, según el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS). El centro de alerta de tsunamis del Pacífico, con sede en Hawai, indicó que no hay peligro de maremoto.

La alerta de tsunami fue cancelada luego de las dos horas reglamentarias de observación, señaló por su parte el Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología en un mensaje de Twitter hacia la 15:00 horas (07:00 GMT).

La oficina del vocero de la presidencia filipina informó que tras ser evaluadas, las carreteras y puentes de la región afectada se encontraban en condiciones de ser transitadas.

Añadió que la oficina de Bienestar Social así como las Fuerzas Armadas filipinas estaban en estado de alerta para atender las demandas de ayuda que pudieran presentarse.

Por su parte el gobernador de Negros Oriental, Roel Degamo, llamó a la calma y pidió a toda la gente regresar a sus casas, al tiempo que recordó que apenas este diciembre la zona fue afectada por un tifón de dejó mil 250 muertos.

Para envio de información y noticias, contáctanos:

felixvictorino@hotmail.com
Tel.: 8099629260


Anuncios