Un estadounidense en silla de ruedas fue condenado a 10 años de  cárcel por haber violado a un perro chihuahua, informó el sábado la  oficina del fiscal de Sacramento (California, este de EEUU).

Robert  Edwards De Shields, un delincuente reincidente, había sido hallado  culpable en noviembre pasado de violencia contra el chihuahua de ocho  meses de la familia que lo albergaba. La condena viene acompañada de una  inscripción de por vida al registro de delincuentes sexuales.

El  animal, del que la justicia dice que sobrevivió gracias a las curas  intensivas, presentaba signos de estrangulamiento y heridas internas.

Shields,  adicto a la metanfetamina y postrado desde hace varios años en una  silla de ruedas, deberá vivir tras su liberación a una distancia  respetable de una escuela o cualquier lugar de reunión infantil y portar  un sistema de reconocimiento electrónico.

 

Para envio de información y noticias, contáctanos:

felixvictorino@hotmail.com
Tel.: 8099629260

 

Anuncios